Skip to content

Romain Sicard, la promesa solitaria

3 octubre 2009

En un lugar, Iparralde, donde los jóvenes se decantan por deportes como el rugby o el surf, ser ciclista, o pretender serlo, es una tarea ardua y sacrificada como pocas. Cuando Roman Sicard (Azparne, 1988) comenzaba a dar sus primeras pedaladas por el País Vasco francés, la tentación que suponían las continuas llamadas de sus amigos para “salir a dar una vuelta”, no hacían flaquear al joven francés, que día tras día salía solo a entrenar. La tenacidad, la convicción y la ilusión eran los motores que le hacían no desfallecer en el intento de llegar a ser ciclista profesional.

Si quieres leer el artículo entero, clica aquí.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: