Skip to content

¿Ficción hecha o inspirada en la realidad?

31 agosto 2009

Supongo que los hechos que relata esta noticia han ocurrido con anterioridad. Quicir, que no es la primera vez que las aficiones del Millwall y del West Ham se enzarzan en una pelea jugando, o no, sus equipos.

En esta ocasión, y adivino que por ello la violencia subió en intensidad, sí que jugaban ambos equipos. Era un partido de la Carling Cup, uno de los cuatro grandes campeonatos/torneos de fútbol que cada año se juegan en Inglaterra. Y, como es normal en estos casos, el deporte dejó de ser lo más importante, bueno, de hecho, dejó de ser importante cuando aquellos que se hacen llamar aficionados, dejaron de serlo. Aunque, pensándolo mejor, quizás nunca lo hayan sido. Son hooligans. Que aunque se tome como sinónimo de aficionado, no lo es. Su significado, el de hooligans, es vándalo.

Pues bien, como resalté antes, no creo que este sea el primer incidente entre “aficiones”. Aún así, no deja de ser premonitorio que en 2005 se rodara una película con presupuesto inglés llamada Hooligans, coprotagonizada por Elijah Wood -a.k.a. Frodo- que contaba la experiencia de un joven norteamericano que abandona Harvard y se desplazaba a Inglaterra. Una vez allí, se integraba dentro de un grupo de aficionados radicales de un equipo menor, el Millwall, quienes se enfrentaban en varias peleas ante los radicales del gran “enemigo” histórico, el West Ham. Curioso.

No deja de intrigarme que el final de los dos hechos, el ficticio y el real, sean el mismo. Un apuñalado por arma blanca. Es propio decir que la rivalidad que tienen ambos clubes se traslada varias décadas en el pasado, es decir, no es un hecho novedoso. No obstante, esta es razón de más para tomar medidas -supongo- sobre qué sentido tiene saber la peligrosidad de un hecho futurible, y no poner todo lo necesario para que no ocurra.

Una vez visto como el toro pasaba, las autoridades pertinentes, tanto las policiales como las institucionales y deportivas, se apuraban en condenar los actos. “Los responsables no volverán a pisar un campos blablabla…“. Pero, ¿hicieron éstas todo lo necesario para que lo que sucedió no hubiera tenido lugar? ¿Fue realmente inevitable?

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: