Skip to content

Fin de fiesta

14 julio 2009

Tenía pensado cerrar esta semana, la semana de San Fermín, con las vivencias que allí podría haber tenido. Nada más lejos de la realidad. Esas palabras que pudiera haber pretendido escribir no han podido tener lugar. Una pena. Aún así, después de lo ocurrido el viernes, me han surgido varias reflexiones sobre la Fiesta que me gustaría compartir.

Es curioso que la muerte de un extraño nos haga pensar ciertas cosas. Límites. Pros y contras. Daniel Jimeno, con su muerte, ha abierto un debate que será difícil de cerrar sin novedades. Un debate que no abrió solo, por cierto. A ello le ayudó Capuchino.

No estoy en contra de los encierros, ni tan siquiera de la Fiesta en su sentido más estricto. Pero es necesario plantear varias cuestiones. Cuestiones de seguridad y de sentido común. Ninguna de estas dos se encuentran registradas en el hecho de que un corredor ande bebido en un encierro. Si una persona quiere jugarse la vida corriendo delante de un animal de 500 kilos, es decisión suya. El problema, o el interrogante que se debe plantear, es si es justo que ese corredor, bebido, juegue, a parte de la suya, la vida de otros.

Lo público se dedica a legislar circunstancias que nos ponen en riesgo. Esta es una de ellas. A mí no me vale que esto se vea como una fiesta en la que cada uno puede hacer lo que quiera. Si una persona, por tradición o intención puntual, quiere correr en condiciones el encierro, debería sentirse seguro al hacerlo. Por tanto, para mí, toda persona que tenga la intención de correr un encierro debe, no haber seguido las recomendaciones dispuestas, sino cumplir unas normas. Unas reglas.

No sería para nada descartable el hecho de ver controles de alcoholemia en las barreras de entrada. Sé que parece surrealista. Utópico. Pero, al fin y al cabo, no parece justo que uno se juegue la vida, aunque quiera hacerlo, y lo haga supeditado a que un tipo que vaya ebrio le haga tropezar, o trazar mal la carrera. Así pues, alguien debería pensar en todo esto, y, por supuesto, en seguir cuidando algo que no debería desvirtuarse en ninguno de los casos.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. una pamplonica exiliada en las galias permalink
    15 julio 2009 7:55

    hay cosas que simplemnte no entiendo. si yo soy incapaz de irme a la feria de sevilla, ponerme cuatro peinetas en la cebza, subirme un tablado y bailar sevillanas, pq obviamente no se hacerlo, no comprendo como haya gente que es capaz de ponerse a correr borracho delante de un astado.
    sobre el tema, se ha dicho de todo, desde que hay que prohibir los encierros, o que esto se asemeja a la tradicion prehistorica de tirar una cabra desde un campanario, a que habria que cubrir las astas de los toros con corcho (ya puestos, por que no no los forramos enteros, o mejor aun , los hacemos correr dentro de una bola de plastico, al estilo hamster!).
    a este paso, si la DGT hace campañas de concienciacion, no estaria de mas, que con los encierros se hiciera lo mismo: “SI BEBES, NO CORRAS”.
    en favor del joven fallecido, dire que no se trataba de un borracho mas, venia de una familia de corredores de encierro de toda la vida.la propia madre se acerco en el funeral a la alcaldesa de pamplona para decirle “cuide siempre de los sanfermines, son unas fiestas que se lo merecen”.pero eso no vende, y es mejor poner en portada de todos los periodicos, las fotos de daniel con una cornada en el cuello.el morbo mueve este pais, que le vamos a hacer..
    a ver cuando la gente se entera ya, de que los encierros no son un juego, que hay pastores y corredores muy expertos cuya funcion no es salvarle la vida al despotenciado borracho que decide correr el encierro, sino mantener una tradicion, que muchos hemos conocido desde la infancia, y que a pesar de todo, nos sigue dejando esa cara de emocion, que a pesar de los años, no ha cambiado.

    señor cepedano, creo que el 2010 va a ser un año magnifico para ir a sanfermines, a ver si convencemos al clan bilbaino…

    muy bueno el blog, lo tengo entre mis favoritos!

  2. 15 julio 2009 10:10

    Al clan bilbaíno, a una parte, llevo tratando de convencerlo con mensajes “subliminales” un tiempo. No dudo que para el año que viene estaré unos días allí.

    Sobre el tema, ayer lo estuvimos comentado con un amigo de Pamplona, el cual postea aquí de vez en cuando. Aunque últimamente parece encontrarse con poco tiempo. La cuestión es compleja. Yo creo que habría que ser más estricto con el tema del alcohol e, incluso, el número de corredores…

  3. La tuerca permalink
    15 julio 2009 10:29

    Exiliada, una vez más me dejas sin palabras. Para mi, deberías de ser tu la alcaldesa de Pamplona. Ole, maja!

    Cepedano, todo se andará……

  4. Barcino permalink
    15 julio 2009 15:18

    Por supuesto, estoy 100% a favor de los sanfermines, el encierro, y toda su esencia, que va mas allá de 9 días de alcohol y juerga sin limites. La cuestión es compleja, pero creo que no se debería limitar el numero de corredores. Todo el mundo tiene el derecho a sentir lo que se siente cuando se corre (siempre y cuando vaya en condiciones optimas).
    La muerte de este chico, ha sido por la mala suerte. Estos “divinos” (como popularmente se conoce en Pamplona a los corredores de siempre), están acostumbrados a correr rodeados de gente que no va como debería ir, por lo que no creo que la culpa sea de que hubiera un borracho alrededor. Simplemente fue la mala suerte…
    No obstante, aupa esos Sanfermines, y esos corredores que nos deleitan con carreras tan bonitas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: