Skip to content

Guiados por unas bragas de encaje

31 marzo 2009

La ropa interior femenina puede tener uso en distintas situaciones. Suelen ser usadas por las féminas para la cuestión higiénica. Es su uso normal, corriente, lógico y para lo que fue inventada tan digna prenda. Aquella que guarda la más íntima pertenencia de una mujer, siempre por debajo de la cintura. Las braguitas de encaje son también un elemento seductor. Ellas lo saben, pero a nosotros nos da igual -y creo que se lo imaginan-. A ver, una vez que se ha llegado a ese punto, ¿Qué más da cómo sean las bragas?

Pues bueno, hoy me he enterado de otro útil uso de éstas. Existe una curiosa variante en el uso de las braguitas. Resulta que un grupo de exploradores británicos, en su afán por descubrir no sé qué historia en el Polo Norte, han tenido que recurrir a ellas como método de guía por las frías tierras árticas. Iban aproximándose los hombres comandados por Pen Hadow cuando las brújulas y el GPS dejaron de funcionar, el campo magnético tuvo la culpa.

Perdidos en su aventura, los intrépidos exploradores echaron mano de la tradición, de lo más genuino, la luz solar. De día sabían guiarse, pero ¿Y por la noche? En esta época del año son muy pocas las horas de luz allí. Cuando el día decía la primera “o” de ocaso, y la noche pronunciaba la segunda, dejaban de disponer de un guía. En ese mismo momento, unas bragas les salvaron la vida. Teniendo en cuenta la dirección de las corrientes, sabrían los exploradores hacia dónde guiarse colocando la prenda en cuestión en un palo de esquí. Dejando entonces así que el viento dijera a las bragas hacia dónde debían guiar al equipo de Mr. Hadow.

Es, una sobre todas, la duda que me asalta en este instante. ¿Por qué razón una de las chicas exploradoras quería llevar unas bragas de encaje a una excursión por el Polo Norte?

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. Victoria permalink
    31 marzo 2009 20:12

    ja ja ja!!! me preguntaba lo mismo!!

  2. Lacuñá permalink
    31 marzo 2009 21:10

    Y yo me pregunto… ¿por qué llevar un GPS, teniendo a una mujer con bragas de encaje en el grupo expedicionario?

  3. willi fox permalink
    31 marzo 2009 22:53

    te sorprenderias de las cosas que una mujer mete en la maleta “por si las moscas “

  4. Marina permalink
    1 abril 2009 5:43

    Mejor llevar bragas de encaje que las típicas ENOOOOOOORMES de color carne…. Nunca se sabe qué sherpa puede estar bueno a esas alturas. Y digas lo que digas, yo creo que a los hombres SÍ que les importa el tipo de bragas de la mujer….

  5. 1 abril 2009 8:28

    @ Lacuñá. Eso me preguntaba yo… fuera la tecnología punta, dentro las bragas!

    @ willi fox. La mujer, ese gran desconocido.

    @ Marina. Mejor encaje que bragafaja, cierto, pero… un sherpa en el Polo Norte? No way. Quizás un esquimal… y ni eso… pingüinos… u osos polares…

  6. Marina permalink
    1 abril 2009 10:37

    O un apuesto aventurero con barba de dos días…..

  7. 1 abril 2009 11:26

    @ Marina. Oye, que con barba bien poblada también podría estar sexy, vamos, digo yo.

  8. Marina permalink
    1 abril 2009 12:20

    Eso ya es un poco yeti…

  9. 1 abril 2009 16:03

    Javier, a ver en qué categoría de mi blogroll meto yo tu blog¡¡ 🙂

    ¿Periodismo, comunicacion, economía, personal? Tú diras, que veo que tiene de todo. Hay que elegir¡ 🙂

  10. 1 abril 2009 16:19

    No lo sé ni yo… fíjate 🙂

    ¿Blog de actualidad satírica? Es la definición que creo que casa mejor… ¿No?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: