Skip to content

Lo que en realidad significa un cepillo de dientes

21 marzo 2009

Instrumento de uso diario, el cepillo de dientes es utilizado para mantener una higiene personal correcta. Recurrimos a éste con mayor o menor frecuencia, depende de lo que respetemos nuestra higiene, y la impresión que queramos causar a terceros también. Este es el uso más común, de hecho, está diseñado para ello, pero es conveniente resaltar que el cepillo de dientes es un utensilio multidisciplinar y adaptable a diferentes campos. La limpieza del hogar es uno de ellos. Limpiar esquinas y recovecos de nuestras casas con un cepillo viejo y usado, siempre ha sido más fácil. La puesta a punto del calzado también es otro de las áreas donde un cepillo de dientes tiene cabida.

Existe un uso que se le da al mencionado elemento en el que no solemos reparar. Uso sublime, fino, delicado e incontestable. El cepillo de dientes es un instrumento de dominio. Que una persona coloque el suyo en un lugar que no es el común, allí donde no suele ducharse ni vestirse, significa muchas cosas. Significa que de ahí, por un tiempo, no se moverá. Significa que piensa volver. Aunque también quiera decir que dicha persona sea higiénica, no obstante.

El caso es que imponer la colocación del cepillo de dientes en un baño que no es tuyo, es una circunstancia de tintes imperialistas o conquistadores. Ni Cortés ni Pizarro, oigan. Sirve entonces para marcar terreno, querer “hacer tuya” esa parcela, como cuando un perro mea en un árbol o una esquina con el objetivo de impregnar de su “carácter” la zona seleccionada.

No es un acto que particularmente me preocupe, pero como muchos se agobian por tal motivo, me gustaría comentar que:

  • Chicos, un cepillo de dientes no es un anillo de boda.
  • El siguiente paso es traer una camiseta, “por si acaso”. Ese es el momento de comenzar a preocuparse.
  • Chicas, cuidado con el color del cepillo, que no sea el mismo.
  • Y a ambos géneros (o no, claro), por favor, hay que llegar a un acuerdo en torno a cómo utilizar el tubo de pasta de dientes. ¿Empujamos desde abajo o apretamos sin más? Cuestión trascendental, ya que llegar a un acuerdo ahorra muchas disputas.
Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. Dani - espumadivinanza permalink
    21 marzo 2009 12:23

    Soy una cosa muy util que mide generalmente 15 cm.?
    Normalmente estoy inerte, esperando actuar. En una de mis extremidades se encuentra un manojo de pelos q llevo con arrogancia.
    Cuando me utilizan, lo hacen introduciendome rapidamente, a menudo con vigor.
    Pero hay adeptos de una utilización rapida y otros de una lenta, todo depende del temperamento y de la condición fisica.
    Sin embargo el modo de empleo siempre es el mismo:
    Vaivenes repetidos en una cavidad calida y humeda.
    Cuando he terminado mi tarea, dejo en la cavidad humeda, una sustancia blanca, pegajosa, espumosa y un poco azucarada. Esta secreccion tambien queda sobre mi y mis pelos.
    Hay que limpiarme para que este limpio en espera de mi siguiente utilización.
    Podrian utilizarme 2 o 3 veces al dia, pero es un ritmo que pocas personas son capaces de seguir.
    Que soy?????

  2. willi fox permalink
    21 marzo 2009 12:26

    el lugar donde dejar el cepillo de dientes es un tema que con el paso del tiempo ha dejado de preocuparme porque han sido tantas las veces que que he intentado tener los dos (el suyo y el mío ) dentro del vaso sin conseguirlo que ya no me empeño en nada. Menos, cuando son muchos los dias que aún me pregunta: ¿cual es el mio, el rojo o el verde ?a lo que yo contesto desganadamente : el veeeeeerde ! y acto seguido pienso con cual se cepillará cuando yo no estoy para contestar.
    Y despues, cuando uno aprieta el tubo al otro no le queda mas remedio que empujar desde abajo….es cuestión de compenetración.

  3. javiercepedano permalink
    21 marzo 2009 12:38

    @ Dani. Menudo genio. Esto es muy tuyo. Me encanta (I´m lovin it).

    @ Willi. Es cierto, hay cosas que es mejor no pensar. Yo me sé un caso casi peor. Ese que cuando llega al baño te descoloca todo debido a sus “particulares y curiosas” manías.

  4. Luis permalink
    21 marzo 2009 13:49

    primo, que extrañas experiencias vives para que den lugar ha que escribas estas entradas y comentarios,jeje.Lo proximo tiene que ser un manual de como utilizar eficientemente el tubo de pasta, ese si es un problema real.Ah, y por cierto, yo no tengo de que preocuparme…la camiseta la pongo yo

  5. javiercepedano permalink
    21 marzo 2009 17:45

    Grande, Luisete. Aunque viendo el tamaño que gasta tu parien, le valdrá de camisón. jaja…

  6. Marta permalink
    22 marzo 2009 22:27

    mmmmm, sí sí, evidentemente, me queda de camisón, pero estoy de cómoda! es una de las ventajas que tiene mi tamaño, poca tela necesito pa estar bien abrigaita, jejejje.

  7. Lacuñá permalink
    24 marzo 2009 12:52

    Jajaja, yo prefiero no dejarlo a la vista… es una de mis grandes manías.

    En todo caso, sí es cierto que se le puede sacar su partido. Se me ha venido esta imagen a la cabeza.

    (Minuto 6:45…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: