Skip to content

El triunfo de un sueño

17 marzo 2009

Cuando sueñas con algo nunca tienes la certeza de que tendrá su extensión en el campo real. No obstante, la constancia y perseverancia por hacer realidad ese sueño, ese anhelo, es vital para que sea de un modo u otro tangible. Algunos sueños se pueden tocar.

Tenía lugar esta pasada semana una de las carreras más bonitas del calendario internacional de ciclismo, la París-Niza. La Course du Soleil, llamada así por el cambio climatológico que se da desde su inicio hasta su final. Ésta supone un objetivo -y no piedra de toque- en el calendario internacional por su colocación y palmarés. Así, su ganador siempre es un corredor de prestigio y a tener en cuenta para futuras citas.

Como “cabeza de cartel” en este espectáculo que recorre de norte a sur la geografía francesa, se encontraba Alberto Contador. El madrileño es de sobra conocido por el “aficionado al ciclismo del mes de julio”, es decir, por aquellos que sólo creen que es importante en el mundo de la bici el Tour de Francia. Se encontraban en otro escalón inferior corredores de la talla de Sylvain Chavanel, Toni Colom, Frank Schleck, Cadel Evans o Luis León Sánchez. Como viene siendo habitual, el “bombo y platillo” que rodeaba a Contador en sus carreras era considerable. Aún así, bien es cierto que todo halago es poco ante la magnitud de este corredor, ambicioso y trabajador como pocos. El resto de corredores parecían comparsas, pero uno de ellos sentía algo que le empujaba a no creerse digno de ser considerado como tal.

Cuando hace unos años, León León, hermano mayor de Luis León Sánchez y responsable de que éste se dedicara a la bici, fallecía en un accidente de tráfico, el mediano de los Sánchez Gil se prometía a sí mismo brindarle todos y cada uno de sus triunfos. Se sintió en la obligación también de dedicarle el triunfo global en la carrera que más apreciaba el primogénito de la familia, la París-Niza. Con la tenacidad que caracteriza a los grandes, se marcaba como objetivo primordial en el inicio de cada temporada esta carrera. En 2007 y 2008 se llevó triunfos parciales de etapa. En 2009, y con sólo 25 años, hizo realidad un sueño, levantar los brazos en memoria de su hermano, y vestido de amarillo. Pero tiene otro, y es de idéntico color.

Comparaciones prudentes

Se da a conocer con este paso de gigante un corredor digno de respetar de cara al futuro. Nombrar a Miguel Indurain asusta, pero son muchos los detalles que casan entre las historias del navarro y de LuisLe -conocido así en el “mundillo”-. Corredores de tremenda planta y cuerpo. Grandes bajadores. Potentes rodadores. Cierta punta de velocidad. Muy capaces contra el crono. “Escaladores” de ritmo y constancia. Gregarios en sus inicios. Ambos ganadores de la París-Niza (Miguelón con 24, LuisLe con 25). Es imposible advenir qué ocurrirá con la carrera del murciano de Mula, pero con trabajo y haciendo las cosas a su tiempo, puede llegar muy lejos.

Muchos expertos comentan que no tiene talla suficiente para afrontar la alta montaña en las grandes vueltas de tres semanas. Lo que hizo en La Montaigne de Lure (puerto de cierta entidad pero ni mucho menos Top entre las montañas francesas) el pasado viernes me hizo cambiar de opinión -me identificaba con esa corriente-. Cedió sólo ante el mejor vainqueur del mundo, Contador. Así, con las reservas necesarias y sabiendo que debe mejorar en todas sus facetas, tanto contra el reloj como escalando, podría llegar a obtener resultados en este tipo de carreras.

Tendremos que esperar y ser pacientes ante este proyecto de corredor. La experiencia ofrece un año para pedir resultados en GT´s, 2012. Creo que antes no es conveniente, aunque tratándose de un corredor de esta categoría, tampoco se sabe. Por ahora seguirá sin correr la Vuelta -sus picos de forma no se lo permiten- y al Tour irá para ayudar a Pereiro y Valverde. Ese es su trabajo.

Notas para el lector: los dos anteriores ganadores españoles de la París-Niza, Contador e Indurain, han ganado posteriormente el Tour. Como curiosidad decir que Pedro León, futbolista de primera división -Valladolid- es el hermano menor de Luis. Es conveniente resaltar que León es el segundo nombre y no el apellido, tradición ponerlo en memoria del abuelo de los hermanos Sánchez Gil.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: