Skip to content

Operación Chapuza. Objetivo: Alejandro Valverde

12 febrero 2009

Otro de los casos que clama al cielo. Otra de las chapuzas de la Justicia y la política española. Porque aunque se trate de deporte, este caso deja en evidencia el interés por el que muchos organismos se mueven. Todo aderezado, por supuesto, con unos medios de comunicación sesgados gracias al interés económico que el acusado tenía entonces y ahora no. Hablo de la Operación Puerto. La mayor vergüenza del deporte profesional en España de la historia.

Corría 2006 cuando la Guardia Civil detiene a diferentes personajes del mundo del ciclismo, entre ellos Manolo Sáiz. Se encontraba también entre los inculpados el Doctor Eufemiano Fuentes, también médico de decenas de deportistas relacionados con otros deportes. La Policía Judicial y la Guardia Civil procedió entonces a los registros pertinentes dejando todo bajo secreto sumarial. Cuando éste se levanta aparecen nombres de grandes corredores internacionales del momento (Ullrich o Basso), y otros tantos de ciclistas españoles con menos jerarquía en el panorama ciclista, como Mancebo o Sevilla.

La chapuza se empieza a gestar a gran escala (porque en el fondo y en la forma ya lo estaban siendo), cuando se filtran los códigos con los cuales el Doctor Fuentes identificaba las bolsas de sangre congelada (y supuestamente con restos de EPO). Entre éstos se localizan algunas como Birillo (nombre del perro de Basso), JAN (obvio) y otros no relacionados con los nombres que aparecían en el sumario, a saber: Valv. (Piti), A.C. o L.L.

Desde ese instante todo ha sido un quiero y no puedo orquestado entre el Secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, parte de la Justicia española y algunos medios de comunicación. Dichos medios estaban interesados -en ese momento- en que no trascendiera que la bolsa número 18 (Valv. (Piti), por cierto, algunos medios dicen que el perro de Valverde se llama “Piti”, aunque el corredor murciando lo desmiente, de ahí la extrema relación entre bolsa y corredor) pudiera estar relacionada con Alejandro Valverde, máxima esperanza y promesa del ciclismo patrio en aquella época (recordemos que meses antes había sido el único capaz de batir a Lance Armstrong en la cima de Courchevel en el Tour de 2005).

Alejandro Valverde celebra su primera Lieja por delante de Rebellin y Schleck

Si Valverde cae, a muchos medios se les hubiera caído el tenderete en un abrir y cerrar de ojos. El deporte español, o más bien el Consejo Superior de Deportes, hubiera quedado en entredicho. Por ello se manipuló lo suficiente para que ese nombre no trascendiera, porque aunque nadie puediera afirmar que la bolsa número 18, la de Valv. (Piti), sea la bolsa de sangre de Valverde, la sospecha podría haber sido muy pesada para muchas personas. Pero el código trascendió, por lo que el lío se armó.

Lissavetzky entra en escena

Como en una de las bolsas está suscrita la supuesta clave de Valverde, Lissavetzky, amparándose en la Justicia española, digna de república bananera, consigue detener cualquier proceso en marcha contra “El Imbatido” ¿Con qué consecuencias? No juzgando a ningún corredor español, ya que las compentencias las tiene el COE sobre cada corredor, pero aplacando a la Justicia extranjera, italiana sobre todo, fomentando un veto “ilegal” sobre corredores como Sevilla o Mancebo. Estos vetos les impedirían correr en equipos “de primera división” y así, todos contentos. No llegamos al fondo, “sancionamos” a unos pocos sin juicio ni pruebas (recordemos, solo con indicios), y a los mejores como Valverde los dejamos a un lado y libres de toda culpa (total, la jurisprudencia italiana, o el CONI, mejor dicho, no tiene cabida en territorio que no sea transalpino).

Valverde, con el maillot de líder del Tour

Hasta que Valverde llega a Italia. Tour de 2008. Etapa con final en Pratonevoso -Italia-, allí donde el Fiscal Ettore Torri tiene jurisprudencia. El sorteo -¿o no tanto?- de los análisis hace que el dorsal de Valverde salga. Análisis y entonces Torri lo tiene todo, o casi. Tiene las pruebas (ADN) de Valverde y solo tiene que pedir a la UCI que presione y reabra el caso en España. Una vez abierto es lógico y normal que la colaboración entre países sea fluída. Si es así, Torri podría tener en su poder las muestras de la OP, y en consecuencia las pruebas contra Valverde ¿Pero quién dice que la bolsa 18 -la que España cede a Italia- es la de Valverde? ¿Quién puede asegurar que Valv. (Piti) es el código del corredor murciano? Nadie. Es simple suposición.

Hipocresía de los medios
Y a estas ahora los medios de comunicación, que antes veneraban a Alejandro porque es un GRANDIOSO corredor, ahora “no lo necesitan”. Tienen a Samuel Sánchez y Carlos Sastre (peores corredores que él) y sobre todo a Alberto Contador, el nuevo endiosado de PRISA, un prodigio de este deporte, sin duda alguna.

No sé qué será de Alejandro. Supongo que Valv. (Piti) es Alejandro Valverde, pero nadie lo sabe ¿Es justo que se le sancione por esto? No ¿Es justo que se vetara a Mancebo o Sevilla, entre otros, y a Valverde no? Pues quién sabe, el nombre de Valverde no aparecía como tal en el sumario ¿Es justo que el CONI sancionara a Scarponi, Caruso o Basso en Italia, y España no hiciera lo mismo? Es lo que demuestra el discutible juicio de la Justicia española y el Secretario de Estado para el Deporte.

Mi opinión: Creo que en Italia le tienen ganas a Alejandro porque no pisa sus carreras, en Francia es un Dios por el contrario. La Justicia italiana quiere que algún capo español caiga, cueste lo que cueste, ellos se jactan de haber sancionado a grandes corredores italianos como Di Luca, Basso o Pettachi. Pero es que Valverde es el corredor del pelotón que más controles pasa y NUNCA ha dado positivo.

A mí es el corredor español que más me gusta. El que más me apasiona sin duda desde los grandes tiempos de El Chava. Un genio incomprendido. Un artista del rush final. Polifacético, brutal, la sentencia hecha ciclista, un auténtico killer.

PD: Siento un poco el tocho pero es que esta cuestión tiene delito. Es vergonzoso y creo que merecía un artículo, y una posterior opinión.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. dezaragoza permalink
    13 febrero 2009 10:00

    Todo el deporte de élite está manchado en realidad. La propia idea de deporte de élite tiene poco de deporte y demasiado de negocio. Al final, mejor que mirar a “los grandes” pienso que es mejor crecer uno tranquilamente y en la medida de sus propias posibilidades. Lo demás… basado en mentiras.

  2. Javier Cepedano permalink
    13 febrero 2009 16:01

    Es un caso muy complicado. Tan sólo el siguiente dato, que es verídico 100% porque se filtró desde el sumario, deja entrever la escala de la cuestión, y es que el número de ciclistas sobre el total de deportistas corresponde al 30% de los mismos.

    Imaginaros, futbolistas y tenistas, sobre todo, de primer nivel mundial implicados. Un caos, económico, social e institucional ¿Quién paga? El ciclismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: