Skip to content

Religión, iniciativa y vacas…

22 enero 2009

Hoy quería comentaros, amigos y amigas, alguna cosilla sobre una nueva religión que surgiera allá por 2004. Mis pasos por Madrid hacen que las ideas cojan en mi mente caminos diferentes a los previstos, y por ello mis esquemas se han roto a medida que el día pasaba. El primer paso que me ha hecho cambiar de opinión lo dí a eso de la 13 de la tarde. Mi hora -europea- de la comida. Aluciné, y cuando ví el truco, aluciné más. Me gustó la sugerencia, entré al trapo e hice lo menos que podía hacer, firmar. Firmé porque aunque podemos hacer mucho más como individuos, más podremos hacer como conjunto. No quería dejar pasar la oportunidad de destacarlo, no por la originilidad de la idea -envuelta en un marketing posiblemente discutible- sino por el fondo de la misma.

El siguiente paso se dio hace una hora escasa. Agarrando el Bus21 camino de Goya me he cruzado con una vaca gigante vestida de torero, en Colón, al lado de la Bandera de la Nación. Majestuosa Vaca. Majestuosa Bandera. Vestida de azul cielo, esa vaca, torera, vacilona, desafiante y graciosa, parece, día y noche, como pedir a la Bandera que le embista. Esa es la Cow Parade Madrid, vacas multicolor y multitemáticas dispersas por los rincones y lugares más significativos de la Capital del Reino de España. Una oportunidad perfecta para que los señoritos de la ciudad sepan cómo es una vaca.

Dicen de ellos que están enfermos, que son unos frikis, que les debería dar vergüenza serlo. Le restan importancia, lo desprecian, lo menosprecian. Con cara despectiva y con comentarios carentes de toda originalidad se dirigen a tí los que no te siguen cuando hablas, deseas comentar o directamente estás disfrutando de ello. Nunca te entenderán y tú a ellos tampoco porque la única conexión posible entre ambos mundos es imposible que se dé, porque ni unos ni otros están dispuestos a ceder. Es como una religión. Es un religión. Es una cuestión de Estado en cada hogar del mundo sí en ese hogar existe algún creyente. Es simple; o lo sigues o no lo sigues. O te estremeces o pasas de la cuestión. O te emocionas o eres indiferente. Porque la vida misma separa a dos tipos de personas: los que ven LOST, y los que no.

Salud españoles, y a disfrutar de la Quinta Temporada.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. dezaragoza permalink
    23 enero 2009 9:20

    Es una vergüenza. Con semejante competencia la Iglesia Pastafari nunca jamás llegará a dominar el mundo. Y es una pena porque mira que como religión es mejor que cualquier cosa que te echen en la caja tonta (hasta que salga por la caja tonta, claro). Un saludo, a seguir escribiendo así de bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: