Skip to content

Vivir y convivir

17 enero 2009

Llevaba mucho tiempo viviendo en esa vieja casa del centro de la ciudad. En esa preciosa casa que tanto había vivido y visto. Un día, el antiguo dueño, que se fue a vivir a las fueras de la ciudad a un complejo residencial lleno de lujos, vino a reclamarle su parte de la parcela. Decía que el precio que unos pagaron por ella no era por la totalidad, sino por parte de la misma. Sorprendido y abrumado por todos los habitantes pudientes de la ciudad y viendo la actitud del poder político, amenazante, que apoyaban al antiguo dueño, accedió a compartir la parcela. Se vio obligado a ocupar la casa del jardín. No tenían otra opción si quería hacer de esa casa su hogar.

Pasaron los años y el vecino rico, respaldado por las asociaciones de vecinos y los partidos políticos, quiso hacer “de su capa un sayo” y echarle de la que había sido su casa, perdón, de la que era su casa.

Enfadado, desilusionado y confundido recurrió, en ocasiones, a hacerle la vida imposible al vecino rico. Tenía pocos medios. Le cortaba la llave de paso, le rompía las bombillas del patio, tiraba bolas de pintura a la fachada. Era su manera de protestar. Nadie le escuchaba y quería hacerse oir. Sabía que estaban siendo injusto con él y nadie le ayudaba. Nadie acudió en su ayuda, ni siquiera aquellos vecinos de toda la vida se atrevieron a declarar nada en contra del vecino rico, poderoso e influyente. Poderoso Caballero es Don Dinero.

Pasaban los años. Las humillaciones y posteriores actos de rebeldía continuaban. Hasta estos días cuando el vecino rico, dice que cansado de que le robara la alfombrilla de la entrada de la que NO era su casa, ha conseguido encontrarlo, arrinconarlo, masacrarlo, humillarlo, defenestrarlo. Fundirlo.

Todos coinciden en que la respuesta al hurto ha sido desproporcionada, pero nadie se atreve a decirlo alto y claro. El vecino rico es amigo íntimo del alcalde. Crecieron juntos. Tienen esa extraña y poco sincera amistad en la que si uno hace algo malo, el otro no le dice que rectifique. Y así están las cosas. Nadie habla, todos callan. Mientras tanto, uno muere.

Mueren los niños palestinos. Mueren las mujeres palestinas. Con orgullo; NO a la respuesta desmesurada, injusta y absolutamente poco equitativa del Estado de Israel ante los ataques de Hamás. NO a las muertes de civiles, mujeres y niños que para más inri son acusados de ser escudos humanos de los terroristas. NO a la vista gorda del cuarteto -EEUU, Rusia, ONU y UE-, que hasta hace bien poco no ha pedido el alto el fuego en Gaza. NO ante esta injusticia que un Estado artificial está provocando en un Estado legítimo y no reconocido como es Palestina. NO.

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. Marta permalink
    18 enero 2009 9:53

    Joder!!!maravillosa entrada!!vaya golpe de efecto!

    por cierto, yo andaba dándole vueltas a una posible entrada sobre el problema palestino-israelí, sobre las muertes y el miedo con el que han tenido que aprender a vivir…no les queda otra, pero no acababa de cuajar. No podrías haber tratado el tema de mejor forma. me uno a tu protesta

  2. Javier Cepedano permalink
    18 enero 2009 18:33

    Tiene matices, claro. Pero explicar la relación de Hamás (elegido democraticamente) y el pueblo palestino es muy complicado.

    Toda esta movilización palestina sería mucho más sencilla si el pueblo palestino dejara de lado las posiciones más extremistas.

    Anímate y escribe. Salga lo que salga.

  3. Juan Antonio permalink
    18 enero 2009 19:03

    Me ha parecido una relato de lo mas justo con el pueblo palestino. Representa el calco perfecto de la sociedad actual, mas preocupada por agradar a sus aliados, que por defender el “valor fundamental” por el que tanta gente a luchado, la libertad de los pueblos. He de recordar que gaza no es solo un pedazo de tierra, sino una carcel, pues como bien es sabido, a los palestinos no se les deja salir de su propia tierra, lo que supone una forma extrema de ejercer la exclavitud, y lo peor de todo, es que esa fuerza la ejerce su pueblo hermano!

  4. willy fog at the future permalink
    19 enero 2009 23:21

    me parece un comentario politicamente correcto. Las cosas son más complicadas, porque Israel no acepta a Hamas por ser una organización terrorista, pero olvidan que el Irgun, una organización terrorista, favoreció la independencia de Israel. Por otro lado los pobres palestinos han causado cientos ( ó miles) de victimas inocentes mediante suicidas más o menos aleccionados. En fin creo que como todo ni es blanco ni es negro, es gris ( oscuro) y creo que tanto unos como otros deberían tomar como ejemplo a alguien que nació por allí hace un montón de años y al que también se lo cargaron los politicos.

  5. Javier Cepedano permalink
    20 enero 2009 8:55

    Claro, es que es muy complicado, willy, Hamás es una organización terrorista pero que ha sido elegida, como partido político, democraticamente en Gaza (que no es todo Palestina). Por eso conveniente resaltar que un alto el fuego bilateral y permanente exige una condiciones que ninguno está dispuesto a cumplir. Por un lado, el cese de los ataques terroristas, esporádicos, pero al fin y al cabo, ataques. Y por otro, este tipo de respuesta desmesurada por parte de un país que ya tuvo sus pinitos con el terrorismo muy “a lo GAL”.

    Lo que es evidente es que los miles de niños y muejeres palestinos muertos no tienen razón de ser. Identifico todo esto con un “a cuantos más mate, más acertaré”. Mal, muy mal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: